puchero andaluz

(39)
  • 40-60 min
  • Fácil
  • 6 personas

Ingredientes para puchero andaluz

Cómo hacer puchero andaluz

  • El post de hoy tiene como protagonista uno de los guisos más populares de nuestra gastronomía: el puchero. En él, os vamos a contar un poco la historia de este tradicional, riquísimo y saciante plato y también os vamos a dar una receta maravillosa apara que podáis hacerlos. ¿Os venís con nosotros a conocer la historia del puchero o el cocido andaluz? Este humilde y delicioso plato va muy bien para las comidas de después de navidad, cuando estamos hartos de comer muchos dulces y platos complejos, quizás uno más sencillo es la solución a nuestros males. Para hablar de la historia de este plato nos tenemos que remontar a la prehistoria. Se sabe que en ese periodo ya existía un incipiente puchero, compuesto por un trozo de carne, algunas hierbas aromáticas y agua, calentado con unas piedras hirviendo en su interior, la adafina judía a base de garbanzos, fideos, ternera, huesos de vaca y algún pichón o ave semejante. En la época medieval el puchero evolucionó y se convirtió en una suculenta sopa echa básicamente con legumbres carnes y hortalizas. Durante la época medieval nació la olla podrida, un plato del que ya hemos hablado en algún artículo. Esta debe su peculiar nombre a la palabra poder, ya que se consideraba de una gran potencia energética. En ella se mezclaban diferentes carnes, cordero, vaca, paloma o gallina, según las economías, añadiéndole hortalizas y alguna que otra verdura, con varios huesos en su interior.

  • Ahora que ya sabes un poco más sobre la historia del puchero vamos a explicar cómo puedes prepararlo fácilmente en casa. Para empezar, si quieres hacerlo con los garbanzos sin hervir previamente, es decir que no sean de bote, tienes que ponerlos en remojo la noche anterior con un poco de sal. En una olla exprés pon agua y añade la gallina, preferiblemente sin la piel, el morcillo, los huesos, la papada, el tocino, las costillas, las zanahorias peladas, el nabo pelado y el puerro limpio, pero sin cortar. Cuando lo tengas todo en la olla llévalo a ebullición y cuando rompa a hervir despuma la olla y ciérrala. Cuando veas que el pitorrillo empieza a moverse cuenta unos 25 minutos y apaga. Cuando ya pare de salir vapor puedes abrir la olla y sacar el tocino, la papada y el puerro para que no suelte hilos en el puchero.

  • Añadimos las patatas cortadas más bien grandecitas y los garbanzos del remojo enjuagados bien con agua. Volvemos a tapar la olla y otros 20 o 25 minutos desde que empiece a hervir. Volvemos a esperar a que pare de salir vapor sin el pitorro y abrimos la olla. Esta receta va a depender mucho de la calidad de los añejos que es lo que le va a dar ese calorcito blanco tan rico. Este puchero andaluz te puede servir para hacer con él varios platos, ya que un día puedes optar por añadirle arroz, otro día fideos finos o incluso rebanadas de pan duro. Además, puedes poner una hoja de hierbabuena que la dará un sabor inmejorable. Esperemos que te haya gustado esta receta de puchero ¡Ya nos dirás si te gusta cuando la pruebes!

Valora esta receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana