Pollo al vino tinto

Hay ingredientes que aunque los usamos de forma esporádica en nuestra cocina dan lugar a platos exquisitos e ideales para ocasiones especiales. Este es el caso del brandy, el chocolate o el vino... Y con este último vamos a hacer el plato de hoy: pollo al vino tino.Ver más...

  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Pollo al vino tinto

  • En una cazuela calienta aceite y dora los trozos de pollo, reservándolos. En la misma grasa, añade los ajos a láminas. Espolvorea con un poco de harina, rocía con el vino y agrega los trozos de pollo

    PASO 1

    En una cazuela calienta aceite y dora los trozos de pollo, reservándolos. En la misma grasa, añade los ajos a láminas. Espolvorea con un poco de harina, rocía con el vino y agrega los trozos de pollo y el atillo de hierbas.

  • Cuece unos 10-12 min. hasta que se reduzca el vino. Vierte el brik y deja cocer hasta que el pollo este tierno (unos 10-12 minuto) y la salsa espesita, desecha el atado de hierbas antes de servir.

    PASO 2

    Cuece unos 10-12 min. hasta que se reduzca el vino. Vierte el brik y deja cocer hasta que el pollo este tierno (unos 10-12 minuto) y la salsa espesita, desecha el atado de hierbas antes de servir.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pollo al vino tinto

El Truco: un pollo más sabroso

Lo más probable es que más de una vez hayas utilizado uvas pasas para preparar alguna que otra receta, sobre todo con carne y aves. Y no es extraño ya que es un ingrediente exquisito que le da a nuestros platos un toque exótico y agridulce únicos. Por eso, es perfecta para el pollo. Utilízala en esta receta y verás como su sabor impregna todos los ingredientes.¡Notarás la diferencia!

De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Una receta fácil de hacer, que no requiere mucho tiempo y extremadamente gustosa.

Para hacerla y que quede estupenda tan solo tendrás que dorar los trozos de pollo, agregar los ajos para que se hagan en la misma grasa de la carne, poner la harina, el vino y las hierbas. Y luego solo quedará cocerlo todo con un buen caldo casero hasta conseguir una salsa consistente y un pollo jugoso y tierno. 

La próxima vez que cocines pollo no dudes en añadirle un poco de vino, ya sea con esta receta o con otras que encontrarás en la web, por ejemplo, la de pollo al ajillo bajo en sal. ¡Todo un clásico de nuestra mesa mucho más saludable!