PECHUGAS CON ALMENDRAS

Cuando no sabes de qué echar mano a la hora de cocinar, caen unas pechugas a la plancha, ¿verdad? Pues tenemos buenas noticias. Puedes escapar de la rutina.Ver más...

  • 10-20 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

  • Avecrem Caldo de Pollo

    Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer PECHUGAS CON ALMENDRAS

  • Sazona las pechugas de pollo con Avecrem Caldo de Pollo desmenuzado y pimienta, enharínalas y dóralas ligeramente en una sartén con aceite caliente.

    PASO 1

    Sazona las pechugas de pollo con Avecrem Caldo de Pollo desmenuzado y pimienta, enharínalas y dóralas ligeramente en una sartén con aceite caliente.

  • Añade las almendras y el foie-gras y deja cocer durante 5 min. Incorpora la nata líquida y el coñac y deja en el fuego un minuto.

    PASO 2

    Añade las almendras y el foie-gras y deja cocer durante 5 min. Incorpora la nata líquida y el coñac y deja en el fuego un minuto.

  • Escurre las pechugas y trasládalas a una fuente refractaria. Cubre con la salsa obtenida y espolvorea con el queso rallado. Gratina y sirve.

    PASO 3

    Escurre las pechugas y trasládalas a una fuente refractaria. Cubre con la salsa obtenida y espolvorea con el queso rallado. Gratina y sirve.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pechugas con almendras

El Truco: salsas al punto de sal

Cuando se reduce una salsa, su sabor se va concentrando poco a poco. Y eso significa que, al evaporarse el líquido, va aumentando la concentración de sal. Por ello, en el momento en que consideres que tiene el sabor adecuado, lo mejor es ligar la salsa con algún espesante, como el almidón de arroz.

 
 

Truco destacado de la receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Esta receta es muy sencilla y con el toque de unas almendritas y una salsa muy untuosa convertirán tu pollo en un manjar.

Pruébala y sorpréndete. Te preguntarás por qué no la habías preparado antes.

 

Como ves, esta receta lleva nata para cocinar, foie gras, frutos secos… así que su aporte energético es alto. Si vas a preparar un acompañamiento, ¡piensa en una ensalada!