Ensalada de cous-cous

(77)
  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Hay platos que son capaces trasladarnos a lugares remotos del planeta. Por eso y si te gusta dar un toque de exotismo a tus comidas, ésta es tu receta. Es una ensalada de cous-cous ideal como un primero o como acompañamiento para carnes y pescados. Además, el cous-cous o cuscús es la mar de sencillo y rápido de preparar. Basta con hervir el caldo y mezclarlo con la sémola de trigo. Muy fácil, ¿no crees? 

Se trata de un alimento también muy saludable, económico y muy rico.  No solo eso, además es tan versátil que combina con gran variedad de ingredientes. ¿Qué más se puede pedir?

El cous-cous, al igual que la harina, se elabora a partir de moler la sémola de trigo. Pero en este caso no se deja que la sémola se destruya del todo. Pruébalo ahora en otra fantástica receta como estos tomates rellenos con cuscus

Ingredientes para Ensalada de cous-cous

Cómo hacer Ensalada de cous-cous

  • Para medir el cuscús, tomar como medida 4 tazas de cuscús por 4 tazas de Caldo Casero de Verduras 100% Natural Gallina Blanca. Cuando el caldo esté bien caliente, mezclar y dejar reposar 5-6 minutos t

    No hay duda de que el couscous combina con todo y de que se pueden hacer mil y una recetas con esta sémola, como esta ensalada de cous cous. Pero, ¿conoces su origen? Lo cierto es que el cous-cous no puede tener un origen más humilde. Nació como aprovechamiento de la sémola que se molía. Eran los granos que, por deficiencias en la piedra de la muela, no se convertía en harina. Esta sémola se iba acumulando con el paso del tiempo y los pueblos del norte de áfrica decidieron que esa comida no se podía tirar. Con tan solo someterla a un hervido ligero a base de vapor se convertía en un nutritivo plato. Con el paso del tiempo el cous-cous se ha convertido en el plato nacional por excelencia de países magrebíes como Marruecos, Túnez y Libia que es de donde es originario. Pero es obvio que, ha traspasado esas fronteras y se consume por todo el Mediterráneo levantino. A arte de consumirlo en ricas ensaladas también puede incorporarse a sopas o como parte del relleno de riquísimos canelones y croquetas, quiches o pasteles de estilo griego. Si hablamos de cous-cous tradicional vemos que aparte de ensalada de cuscús, típicamente en Marruecos, se suele acompañar de carnero o de pollo. Y por lo general viene acompañado de dos caldos, uno para remojar la sémola, y otro para darle gusto lo que se consigue sazonando con guindilla roja. Aparte se cocina con numerosos ingredientes entre los que figuran nabos, calabacines, pasas, garbanzos y cebollas. Estos se cuecen de tal forma que, prolongado lo que serían los tiempos establecidos, se logra que se reduzca a una especie de confitado.

    Para medir el cuscús, toma como medida 4 tazas de cuscús por 4 tazas de caldo. Cuando esté bien caliente, mezcla y deja reposar durante 5-6 minutos tapado.

  • Mientras tanto, trocea todos los ingredientes de la ensalada y prepara una vinagreta con el zumo del limón y una pizca de Avecrem.

    Mientras tanto, trocea todos los ingredientes de la ensalada de cuscús y prepara una vinagreta con el zumo del limón y una pizca de Avecrem. ¿Sabías que también se come el cous-cous dulce? Sí, como lo oyes, una receta muy sencilla y muy típica de marruecos es cocinarlo con azúcar y canela. Como ves, hay múltiples recetas de cous cous, una para cada paladar. Otro dato bastante curioso de esta gustosa sémola es el origen de su nombre. Hay quien afirma que el término proviene de la cantidad de alimento que un ave coge con su pico y amasa en minúsculas bolas para alimentar a sus crías. Otros consideran que su origen es un afrancesamiento de la expresión “rac keskés”, que significa triturar finamente, y explican que se trata de una desviación fonética de los términos koskos, keuscas, koskosú y kuskús, utilizados en diferentes regiones de África para designar un recipiente de arcilla o de esparto con agujeros.

     

  • Vierte un poco de aceite sobre el cuscús y remueve para que el grano quede suelto.

    Vierte un poco de aceite sobre el cuscús y remueve para que el grano quede suelto. Incorpora todos los ingredientes picados al cuscús y rega con el aliño. Pica la menta fresca y espolvorea por encima de toda la ensalada. Finalmente sirve el plato bien fresquito.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Ensalada de cous-cous

El Truco: pela las verduras en un momento

 

Si tienes que pelar verduras o tubérculos como zanahoria, patata o nabo para que te sea más fácil es conveniente pelarlas cuando están cocidas. De esta manera, no arrancarás la piel y la carne. Te recomendamos que en vez de utilizar un cuchillo o un pelador las repases con un papel de cocina, ya que la piel se desprenderá con tan solo presionarla un poco.

 

Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana