Conejo al ajillo

Hoy te presentamos una receta de conejo al ajillo muy sabrosa y fácil de preparar, que hará las delicias de pequeños y mayores.

Cómo hacer conejo al ajillo

La receta de conejo al ajillo es muy sencilla.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Conejo al ajillo

  • Cómo preparar Conejo al ajillo - paso 1

    PASO 1

    Lava la carne, sécala bien y pásala por harina.

  • Cómo preparar Conejo al ajillo - paso 2

    PASO 2

    En una cazuela engrasada con 100 ml de aceite de oliva virgen extra, confita los dientes de ajo durante 10 minutos a fuego muy bajo.

  • Cómo preparar Conejo al ajillo - paso 3

    PASO 3

    En el mismo aceite, sofríe los trozos de conejo hasta que la carne esté ligeramente dorada por todos los lados. Agrega el vino, la pastilla de Avecrem Dúo Guisos de Carne y el zumo de limón. Remueve la cazuela cogiendo por las asas hasta que la salsa haya ligado. Retira del fuego, espolvorea con el perejil picado y sirve.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Conejo al ajillo

Si quieres que la carne de conejo te quede con un toque crujiente en su exterior pero que mantenga jugosidad en su interior, después de condimentarla y antes de freírla rebózala en harina. De esta manera, al cocinarla, se formará una pequeña costra exterior que servirá para retener gran parte de los jugos de la carne y, además, ayudará a que los líquidos utilizados en la cocción se liguen mejor en la salsa. 

para que el conejo mantenga su jugosidad
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Para prepararla, tan solo necesitas un conejo troceado, media cabeza de ajos, harina, vino blanco, zumo de limón, una pastilla de Avecrem Sabor Carne, unas hojas de perejil y aceite de oliva virgen extra.

Después de confitar los dientes de ajo en una cazuela de barro, sofríe los trozos de conejo. Agrega el vino, la pastilla de Avecrem y el zumo de limón. Remueve para que se ligue la salsa, retira del fuego, espolvorea con perejil y ya tendrás a punto tu deliciosa receta de conejo al ajillo.

Conejo al ajillo al horno

En esta receta de conejo al ajillo te proponemos elaborar el plato usando una cazuela de barro, pero también puedes preparar conejo al ajillo al horno. Para cocinar conejo al ajillo al horno lo primero que debes hacer es colocar los trozos de conejo y los dientes de ajo en una bandeja para horno engrasada con aceite. Hornéalos durante unos 10 minutos aproximadamente, hasta que empiecen a dorarse. A continuación, añade el vino, el zumo de limón y la pastilla de Avecrem desmenuzada. Cuando el conejo esté a punto, retíralo de la bandeja y sírvelo acompañado de la salsa que habrá quedado en el fondo de la bandeja.

La carne de conejo en tus menús

Para lograr un plato sabroso, de esos que los terminas comiendo con las manos, con unos pocos ingredientes, que además sea saludable y barato, no hay como hacer conejo al ajillo.  

La receta de conejo al ajillo, muy tradicional en la cocina española, es muy fácil de preparar. Si bien la carne del conejo suele ser un poco seca, cortada en trozos pequeños, cocida en una simple pero rica salsa y durante no mucho tiempo, te quedará un conejo al ajillo dorado, jugoso y muy sabroso. La presencia del ajo será notable pero no excesiva.

El consumo de la carne de conejo es muy inferior al de otras, como la de pollo o la de ternera, pero es muy apta para incluir con mayor asiduidad en tus menús. No solo porque es muy fácil de preparar, como cuando haces un conejo al ajillo al horno, y con ingredientes muy básicos se logran platos exquisitos. Sino también porque se trata de una carne blanca, magra, tiene aproximadamente un 3% de grasa, y blanda. 

Es muy saludable, de bajo contenido calórico, pero con un valor proteico similar o incluso mayor que el de otras carnes. Por ejemplo, la del pollo, con la que tiene un cierto parecido en cuanto a sabor. Es la carne que aporta mayor cantidad de vitamina B3 y una de las más ricas en vitamina B12. Como fuente de minerales es su contenido de potasio el que la destaca del resto de carnes. Pero también nos aporta calcio, hierro, magnesio, fósforo, que metaboliza los carbohidratos y repara tejidos y células, y selenio, productor de antioxidantes.

Anímate a preparar esta receta que te proponemos y lúcete sirviendo a tus comensales un plato de gran presencia, sano y muy delicioso.