besugo a la plancha sobre base de lechuga

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer besugo a la plancha sobre base de lechuga

  • PASO 1

    Lo ideal es llegar a casa con el pescado ya limpio, por lo que le pedimos a nuestro pescadero que nos entregue los besugos ya abiertos por el medio y limpios en su interior.

  • PASO 2

    Los colocamos en una fuente honda y los cubrimos con el zumo de limón, las ramas de perejil y dos cucharadas de aceite de oliva. Se pueden agregar algunos granos de pimienta rosada, por ejemplo.

  • PASO 3

    Cubrimos con papel film para que el pescado no se impregne de aromas y sabores en el frigorífico y los dejamos unas dos horas. Este punto es muy importante, porque bajo ninguna circunstancia debe perderse la cadena de refrigeración del pescado (ya sea besugo o cualquier otro).

  • PASO 4

    Pasadas las dos horas, ponemos a calentar una plancha sobre el fuego de la cocina. Retiramos el pescado de la fuente y limpiamos el excedente de la maceración. Llevamos a la plancha bien caliente, primero del lado de la piel.

  • PASO 5

    Cuando la piel toma color, dar vuelta y completar la cocción por el lado de la carne. El punto de cocción del pescado no se debe sobrepasar para evitar que se desarme y no luzca al servirlo

  • PASO 6

    Mientras se termina de cocer el pescado, preparar una ensalada de hojas verdes de estación (lechuga de varias clases, repollo, etc.), decorar con algunos tomates cherry partidos al medio, y condimentar con una vinagreta hecha con 3 partes de aceite por una de vinagre.

  • PASO 7

    Al servir, espolvorear por encima perejil picado bien finito y servir con rodajas de limón sutil. Un vino blanco, suave y seco, resulta el acompañamiento ideal para este platillo que se luce por sí mismo.

Valora esta receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online