Albóndigas de pollo en salsa

 

Lo normal es hacerlas con carne roja, pero esta vez te queremos deleitar con una alternativa que amarás tanto o más: albóndigas de pollo en salsa con verduritas. Además, te revelamos algunos de los trucos más importantes a tener en cuenta en la elaboración de albóndigas.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Albóndigas de pollo en salsa

  • Primer paso albondigas de pollo en salsa

    PASO 1

    Para esta receta de albóndigas de carne de pollo en salsa con verduras lo primero que haremos será mezclar todos los ingredientes sólidos junto a un huevo. Mezclamos todos los ingredientes con las manos hasta obtener una masa homogénea que nos permita formar bolitas con las palmas de las manos.

  • Segundo paso albondigas de pollo en salsa

    PASO 2

    Una vez tenemos las bolas hechas, las pasamos por la harina. Aunque, si prefieres evitar el gluten, puedes emplear una alternativa a la harina de trigo convencional, como la maicena, la harina de garbanzos o la harina de soja. A continuación freímos las albóndigas con abundante aceite de oliva y reservamos. Es conveniente freírlas a fuego medio o suave para evitar que se quemen por fuera y queden crudas por dentro.

  • Tercer paso albondigas de pollo en salsa

    PASO 3

    El siguiente paso será preparar la salsa de nuestras albóndigas en salsa. Para ello, sofreímos en aceite de oliva los dos dientes de ajo restantes, la cebolla, el pimiento verde y la zanahoria picados. Dejamos cocer de 14 a 16 minutos y añadimos el Tomate Frito. Mezclamos con la cuchara de madera y vertemos el Caldo Casero de Pollo. Llevamos a ebullición e incorporamos las albóndigas que teníamos reservadas tras freírlas o cocerlas al horno. Dejamos cocinar entre 6 y 8 minutos más o hasta que la salsa adquiera el espesor y textura deseados.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Albóndigas de pollo en salsa

 

Otra opción más saludable sería hacerlas al horno, ya que obtendríamos unas albóndigas más ligeras y sin aceite. De optar por el horno, colocamos las albóndigas separadas en una bandeja sobre papel de hornear y cocemos durante 20 minutos a 180ºC. Otra ventaja de esta opción es que nos ahorramos las salpicaduras del aceite al freír.

En esta receta de albóndigas de pollo, hemos empleado una salsa tradicional a base de verduritas de la huerta, pero ni que decir tiene que podemos innovar todo lo que queramos y variar las salsas según nuestros gustos. Así pues, del clásico tomate podemos irnos a algo mucho más exótico, como salsa al curry con leche de coco, la famosa salsa verde con ajo y perejil o incluso una salsa más rústica, tipo romesco.

¡Ah! Y como acompañamiento tampoco le hagamos feo a un buen arroz blanco o unas deliciosas patatas a lo pobre. Y si no, siempre nos quedará el pan para mojar en salsa. Sea como sea, ¡disfruta de tus albóndigas de pollo!

Truco destacado de la receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

 

En esta ocasión te traemos una receta de albóndigas de pollo en salsa de tomate con verduritas, un claro -y suculento- ejemplo de que este tipo de elaboración es perfecta para jugar con los ingredientes y los sabores. Además, durante los últimos años, la albóndiga se ha convertido en un objeto de creación de lo más sofisticado. Versiones a base de salmón, bacalao, butifarra o simplemente verduras así lo demuestran.