Solomillo al gorgonzola

La carne y el queso son uno de esos matrimonios que, gastronómicamente hablando, siempre se van a llevar bien. Elaborar una buena salsa de queso es una tarea muy fácil ya que solamente tenemos que mezclar un poco de vino con el queso y un poco de nata y, si queremos,Ver más...

  • < de 10 min
  • Fácil
  • 4 personas
Solomillo con salsa de queso (filete al gorgonzola)

Ingredientes

  • 100% natural, sabor casero

Información nutricional

  • Energía

    537kcal

  • Hidratos

    3.60g

  • Proteínas

    43.59g

  • Grasas

    38.60g

  • Fibra

    0.27g

Cómo hacer Solomillo al gorgonzola

  • rehoga la cebolla

    PASO 1

    Pon un cazo a calentar a fuego bajo con la mantequilla y el aceite de girasol. Añade la chalota pelada y picada muy fina y déjala rehogar. Cuando se empiece a dorar, moja con el vino blanco y déjalo reducir hasta 2/3 partes.

  • añade el caldo

    PASO 2

    Añade el Caldo Caseo de Carne 100% Natural Gallina Blanca y deja reducir el conjunto a la mitad. Mézclale la crema de leche y el gorgonzola, previamente cortado a trozos. Baja el fuego y dejar cocer el conjunto hasta que la salsa esté ligada.

  • fríe la carne

    PASO 3

    Salpimienta los filetes. Pon una sartén a calentar a fuego fuerte, con el aceite de oliva. Fríe los filetes y sírvelos cubiertos de la salsa.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Solomillo al gorgonzola

El Truco: que se evapore el alcohol

Es importante dejar evaporar bien el vino blanco. Si no haces bien conseguirás eliminar el gusto y aroma a alcohol y dejar tan solo un toque de vino tanto en el aroma como en el gusto. 

De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

lo aromatizamos con algunas hierbas o una chalota frita.

El reto, pues, está en elegir un queso que esté a la altura de la carne que estamos cocinando. Y en este caso, nos hemos decantado por uno de los quesos italianos más reconocidos, el Gorgonzola, que aportará su toque de sabor y aroma a un solomillo (que podéis sustituir sin problema por filete) tierno y bien jugoso. 

¿Todo listo? Si preparas una rica ensalada para acompañar este primer plato, tendrás un menú completo con todo lo necesario para afrontar la tarde. ¡Que aproveche!