Salmorejo

Originario de Córdoba, el salmorejo es una de las sopas frías más tradicionales de nuestra gastronomía y que no pueden faltar en la mesa cuando llega el verano. Es también una preparación humilde, elaborada con ingredientes básicos, muy económica y gustosa.Ver más...

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Salmorejo

  • Lava el tomate, trocéalo y pela el ajo. Échalos al vaso de la batidora, junto con el pan, el aceite de oliva y el vinagre. Desmenuza y añade 1 de pastilla de Avecrem Dúo de Tomate.

    PASO 1

    Lava el tomate, trocéalo y pela el ajo. Échalos al vaso de la batidora, junto con el pan, el aceite de oliva y el vinagre. Desmenuza y añade 1 de pastilla de Avecrem Dúo de Tomate.

  • PASO 2

    Con la batidora eléctrica, tritura el conjunto hasta que forme una sopa, que puedes aligerar a tu gusto añadiendo un poco de agua.

  • Pon a hervir los huevos 10 min. Enfríalos, pélalos y córtalos en gajos pequeños.

    PASO 3

    Pon a hervir los huevos 10 min. Enfríalos, pélalos y córtalos en gajos pequeños. Corta el jamón en tiras finas. Corta también las rebanadas de pan en tiras gruesas y tuéstalas en el horno hasta que estén doradas.

  • Monta en cada plato unos gajos de huevo, algunas tiras de jamón y unos cuantos picatostes. Sirve el salmorejo alrededor, muy frío.

    PASO 4

    Monta en cada plato unos gajos de huevo, algunas tiras de jamón y unos cuantos picatostes. Sirve el salmorejo alrededor, muy frío.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Salmorejo

El Truco: ¡Qué no se repita el ajo!

El mayor problema del ajo es que acostumbra a repetir. Para que eso no pase antes de cocinar con el debes eliminar el germen de su interior, es decir, el brote verde que tiene en el centro. 

Truco destacado de la receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Lleva tomate, ajo, pan, vinagre, aceite y sal y el resultado es una sopa espesa de color anaranjado llena de sabor.

A veces se suele confundir con el gazpacho, ya que tienen un aspecto similar, pero la verdad es que tienen sus diferencias. La más obvia es que el salmorejo solo usa tomate como verdura mientras que el gazpacho incorpora otras como el pimiento y el pepino. Además, en el salmorejo se añade más pan lo que hace que sea más consistente. ¡Pruébalo, es una receta sencillísima!

Y para que no te quedes con las ganas y compruebes si te gusta más el salmorejo o el gazpacho te invitamos a preparar el auténtico gazpacho andaluz con jamón y picatostes. ¿Con qué plato te quedas?