Hígado encebollado

(6)
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Todo el mundo que haya probado el hígado encebollado sabe que es una exquisitez. Sería una comida muy popular si no fuera por dos obstáculos: uno, como pasa con la mayoría de vísceras, hay personas que rechazan el hígado. Y dos, si tienes el colesterol alto, debes ir con cuidado con el hígado. ¡Tenlo en cuenta!
El hígado es un alimento muy completo. Tradicionalmente se han reconocido sus beneficios, y da igual que seas más de hígado de ternera, hígado de cerdo, o hígado de cordero, este alimento tiene gran cantidad de vitaminas, minerales, calcio y muy pocas calorías. Es decir, es un gran aliado para una dieta de adelgazamiento. 
Además, el sabor del hígado es delicioso y combina a la perfección con la cebolla. Una cocción lenta y amable como la propuesta en esta receta hace que los sabores se mezclen para sacar el máximo sabor a ambos ingredientes. 
¡Y no te preocupes! Aquí te enseñamos cómo preparar hígado de ternera encebollado paso a paso para que sea un proceso para disfrutar cocinando tanto como lo harás comiendo esta receta de carne. 
Triunfarás con esta receta para comidas y almuerzos, y si quieres que sea una receta familiar al cien por cien piensa en acompañarla con algo divertido. Tienes muchas opciones pero nos atrevemos a sugerir un arroz pilaf o unas verduritas salteadas al wok. ¡Perfecto para todos!
¿Y después? ¡Prueba con la receta de filetes de hígado en salsa! Otro manjar que no te dejará indiferente ni a ti ni a tus comensales. 
 

 

 

Ingredientes para Hígado encebollado

Cómo hacer Hígado encebollado

  • receta_hígado encebollado_paso 1_gallina blanca

    El primer paso es conseguir un hígado de calidad. Para ello, acércate a tu carnicería de confianza y compra aproximadamente medio kilo para 4 personas. Hoy te enseñamos a cocinar la receta de hígado encebollado de ternera, pero si prefieres otro tipo de hígado, puedes adaptar la receta. El otro ingrediente principal es la cebolla. Para esta receta puedes usar el tipo de cebolla que más te guste, pero te recomendamos cebolla fresca para este tipo de cocciones. 
     

  • receta_hígado encebollado_paso 2_gallina blanca

    ¿Tienes listos todos los ingredientes? Para esta receta de hígado encebollado, el tamaño del hígado es la clave para una buena cocción y también para una sensación deliciosa con cada bocado. Te recomendamos cortar el hígado en dados medianos, que puedas comerte de un bocado, o sino con un simple corte por la mitad. Intenta que sean todos del mismo tamaño para que reciban la misma cocción. Para la cebolla, córtala a la juliana. 
     

  • receta_hígado encebollado_paso 3_gallina blanca

    Ahora, ¿cómo preparar hígado encebollado? Pon una sartén al fuego con un buen chorro de aceite. Cuando esté caliente, echa la cebolla y cuécela hasta que esté bien doradita. No dejes que se queme, pero cuanto más la cuezas, ¡más sabor! Paralelamente, sazona el hígado con la pastilla de Avecrem Caldo de Pollo desmenuzada. Aparta la cebolla a un lado de la sartén y marca los dados de hígado. Importante: ¡solo marcar! 
     
     

  • Añade el vino y el laurel a la sartén y deja que se evapore el alcohol del vino. Una vez evaporado, remueve bien con la cebolla. Si había quedado un poco enganchada en alguna zona, ahora puedes incorporarlo a la salsita ¡y quedará exquisito! Añade agua y sazona, si quieres, con sal y pimienta al gusto. ¡Todo listo! Deja hervir la mezcla durante 20 minutos o hasta que desaparezca el líquido y ya lo tendrás.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Hígado encebollado

¿Quieres un par de trucos para tu hígado encebollado? Primero de todo, tienes que saber que a este tipo de recetas donde primero se sella la carne y después se deja hervir les va bien reposar durante un día a dos. Especialmente en este caso, donde la cebolla también tiene mucho protagonismo, es conveniente dejar que todos los ingredientes desprendan todo su sabor al máximo. Así que ¡te animamos a resistirte y comerla en un par de días!  Si lo que te enamora es la cebolla, en todas sus formas y expresiones, hazte un experto con nuestras recetas con cebolla. Por otro lado, si eres de esas personas que se ha resistido a comer hígado hasta ahora… Te aseguramos que esta receta tiene todo el potencial para hacerte cambiar de idea y convertirte en un amante de las recetas con hígado. ¡No te quedarás ahí! Atrévete a descubrir más recetas para comida y almuerzos con nosotros, seguro que te encantarán.   

 

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana