Conejo con champiñones al cava

El cava, además de para brindar, también podemos darle un uso culinario al igual que ocurre con otras bebidas como el vino, el brandy o el anís. Cada una de ellas aporta diferentes aromas a los platos,Ver más...

  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

  • Avecrem Caldo de Pollo

    Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Conejo con champiñones al cava

  • PASO 1

    Limpia el conejo y pártelo en trozos medianos. Séllalo en la sartén con un poco de aceite de oliva y sazona con la pastilla de Avecrem desmenuzada. Cuando esté listo, retíralo del fuego y ponlo a reservar. En la misma sartén pocha la cebolla picada finamente, el ajo picado y el beicon a dados. Deja cocer durante 5-6 minutos.

  • PASO 2

    Lava y corta la parte terrosa de los champiñones, en cuartos e incorpóralos al guiso. Deja cocer durante unos 6-7 minutos y agrega el conejo. Vierte el cava, tápalo y déjalo cocinar a fuego lento unos 12-15 minutos, hasta que el conejo quede tierno. Finalmente retira y sírvelo en caliente.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Conejo con champiñones al cava

El Truco: troceado en un momento

Trocear el conejo en octavos es bien sencillo, lo primero que tienes que hacer es cortar la cabeza y la cola. Después retira las tripas y pártelo por la mitad, de arriba abajo y separa de cada mitad las patas traseras del lomo y las espalditas de la parte de las costillas. ¡Y ya está preparado para cocinar!

Truco destacado de la receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

así que la decisión es escoger cual nos gusta más para añadirla a una u otra receta.

Para la elaboración de este receta, lo tenemos claro puesto que no necesita de pruebas. ¡Está delicioso se mire por donde se mire! Además es súper sencillo de hacer, ya que basta con sellar el conejo, pochar la cebolla, el ajo, el beicon y guisarlo todo junto con los champiñones, el cava y el conejo. ¡Qué aproveche!

Comer conejo es un hábito muy sano, es una carne poco grasa y muy nutritiva. Por eso, no es extraño que la encontremos en muchas recetas, así que aquí tienes otra apetitosa propuesta: conejo con frutos secos