Para empezar, coger las mollejas y limpiarla y cortarla. Coger la olla exprés y poner las mollejas, el ajo cortado y con la cáscara y echar todos los ingredientes, todo en crudo, uno con el Avecrem Caldo de Pollo. Tapar la olla y ponerlo durante 20 minutos y después servir con patatas fritas.
Las mollejas de pollo encebolladas son un plato exquisito y toda una delicia. Para los días que más quieras comer bien, ¡esta es tu receta!

Lo primero de todo en esta receta de mollejas de pollo con cebolla es lavar bien las mollejas. Para hacerlo, las ponemos en una cazuela con agua fría. Encendemos el fuego y dejamos que llegue al punto de ebullición. Es importante que estén a fuego lento, no lo subas demasiado. Verás que se va formando la clásica espumita en la superficie del agua: quítala. ¿Por qué? Es grasa sobrante que no nos interesa que se quede. Después de esto, retira las mollejas y cuélalas.

Ver más...

Este paso lo hemos hecho para lavarlas. Ahora las vamos a cocinar. Las cortamos en trocitos y las ponemos en una cazuela. Añadimos el caldo de pollo y las dejamos hervir. Tienen que estar cocidas, así que cuando alcance ese punto, es cuando escurrimos tanto el caldo como las mollejas.

Las mollejas de pollo quizá sean unas de las más sabrosas dentro del mundo de “la casquería”, ya sabes, las partes de la carne que normalmente no se utilizan. Han logrado reinventarse y su textura agradable es todo un gusto en el paladar. Como su éxito es un hecho, las recetas son muy variadas. No solamente existen las recetas de mollejas de pollo encebolladas. A la próxima, lánzate a preparar molleja de pollo al vino o la receta de mollejas de pollo guisadas. ¡Te van a encantar! En la receta en la que estamos, ahora vamos a preparar el rico sofrito de cebolla.

Este paso lo puedes hacer a la par mientras se están cociendo las mollejas. Así ganas tiempo. Calienta aceite en una cazuela y echa la cebolla. La cebolla que esté cortada en juliana, dejando tiras alargadas. También pon dos dientes de ajo sin pelar. Vamos dando vueltas con una cuchara de madera y dejamos que sofría hasta que la cebolla quede blandita y dorada.

A los 20 minutos, añade una guindilla verde cortada a rodajas, la clave es que aporte un toque picante que sienta de maravilla en este plato. Deja que se haga un poco y se mezcle bien.
Ahora vamos a sumar las mollejas y revolvemos con el sofrito. Echa 100 ml de cerveza rubia, que se lleva muy bien con el pollo, y una cucharadita de azúcar. Deja que se reduzca unos 10 minutos en cocción. Luego, cubre el resto con caldo de pollo. Tapa la cazuela y lo dejas cocinando. Verás que coge un colorcito marrón más oscuro. En ese momento, ya solo nos queda acabar con un poco de perejil picado. ¡Y listo!
Sírvelo y prepárate para recibir un aplauso porque todos van a disfrutar de un plato espectacular y supercasero.

Receta destacada

molleja de pollo al vino

(41)

Ingredientes

  • 1 kilo mollejas
  • tomillo
  • comino en polvo
  • 1 cabeza ajo entero
  • clavo de olor
  • nuez moscada molida
  • manzanilla de sanlucar o un vino blanco que tengamos
  • 2 pastillas de Avecrem Caldo de Pollo
  • pimienta
  • aceite de oliva
  • 20-40 min
  • Media
  • 6 personas

También podemos hacer mollejas de verduras. Se limpian las mollejas en abundante agua fría hasta dejarlas absolutamente limpias y se cortan en dos. Poner en una cazuela una gota de aceite y sofreír el ajo, el puerro, la cebolla y la zanahoria todo cortado a trocitos junto con la hoja de laurel.

Cuando esté un poco rehogado añadir el tomate a trozos y seguir rehogando con un poco de sal. Pochar hasta que casi esté deshecho todo. Añadir el vaso de vino y dejar evaporar el alcohol. Pasar a un vaso y batirlo hasta dejarlo fino con cuidado de no quemarnos. En la misma cazuela y con otra gota de aceite rehogar las mollejas bien escurridas de agua y salpimentar, poner la hoja de laurel que habremos retirado para batir las verduras. Poner el pimentón y revolver todo con cuidado que no se queme. Seguir rehogando hasta que esté todo doradito.
Poner en la cazuela las verduras bien batidas añadiendo la pastilla de Avecrem caldo de pollo -30% de sal y llevar a ebullición. Dejar hervir todo a fuego medio hasta que las mollejitas estén tiernas, pero no deshechas y la salsa haya engordado lo suficiente. Emplatar las mollejas bañándolas en abundante salsa y acompañar de una ensalada o de patatas fritas si se prefiere. Comer bien calentitas.

Los ingredientes para preparar las mollejas de pollo son súper económicos y encima combinan muy bien con otras preparaciones. Puedes combinarlas con un arroz blanco, por ejemplo, y te servirá para hacer tuppers para la semana o para una de esas noches que no tienes más tiempo para preparar la cena. ¡Si quieres ver más platos con cerdo pincha aquí!