Sardinas a la parrilla | Recetas Gallina Blanca

(13)
  • < de 10 min
  • Fácil
  • 4 personas

Información nutricional

  • Energía

    479kcal

  • Hidratos

    0.29g

  • Proteínas

    31.52g

  • Grasas

    39.06g

  • Fibra

    0.02g

¡Bienvenidos a la cocina de Gallina Blanca! Hoy vamos a adentrarnos en el fascinante mundo de las sardinas a la parrilla, una receta que deleitará tu paladar con su sabor único y te transportará a las costas mediterráneas con cada bocado. 

Las sardinas a la parrilla no solo son deliciosas, sino que también son una opción nutritiva para incorporar a tu dieta. Estos pequeños pescados son una excelente fuente de ácidos grasos omega-3, esenciales para la salud del corazón y el cerebro. Además, son ricos en proteínas de alta calidad, perfectas para el desarrollo y reparación de los tejidos musculares. 

Originarias de las cálidas aguas del Mediterráneo, las sardinas a la parrilla forman parte de la rica tradición culinaria de la región. Desde las animadas tabernas junto al mar hasta las fiestas en la playa, estas delicias marinas son un elemento imprescindible en la gastronomía mediterránea. 

¿Te preguntas cómo preparar estas exquisitas sardinas a la parrilla en tu propia cocina? ¡No te preocupes! Gallina Blanca está aquí para guiarte paso a paso en el proceso. Desde la elección de las sardinas más frescas hasta los trucos para lograr el punto perfecto en la parrilla, te mostraremos cómo hacer esta receta de manera fácil y sencilla.

En Gallina Blanca, creemos que la cocina debe ser una experiencia accesible para todos, llena de sabor y diversión. Por eso, te animamos a descubrir el placer de preparar recetas fáciles y deliciosas como las sardinas a la parrilla. ¿Estás listo para poner en marcha la parrilla y disfrutar de una auténtica fiesta mediterránea en tu propio hogar? ¡Vamos a cocinar juntos!

Ingredientes para Sardinas a la parrilla | Recetas Gallina Blanca

Cómo hacer Sardinas a la parrilla | Recetas Gallina Blanca

  • PASO 1: Coloca las sardinas enteras, sin escamar y sin retirar las tripas, en una fuente. Cúbrelas generosamente con sal gorda y déjalas reposar en la nevera durante al menos 2 horas. Este paso permite que las sardinas se sazonen y se impregnen de sabor antes de cocinarlas.

  • PASO 2: Utiliza una batidora eléctrica para triturar el ajo, el perejil y el aceite de oliva virgen hasta obtener una mezcla homogénea. Este aliño aromático realzará el sabor de las sardinas durante la cocción.

  • PASO 3: Retira las sardinas de la sal y desmenuza media pastilla de Avecrem Pescado -30% de Sal sobre la parrilla caliente. Coloca las sardinas encima y cocínalas durante aproximadamente 5 minutos, por un lado. Luego, dales la vuelta y continúa cocinándolas durante unos 3 minutos más por el otro lado, hasta que estén doradas y cocidas por completo.

  • PASO 4: Una vez cocidas, retira las sardinas de la parrilla y añádeles el aceite de ajo y perejil que preparaste anteriormente. Sírvelas calientes, acompañadas de unas patatas hervidas o una refrescante ensalada. ¡Listo para disfrutar de unas sardinas a la parrilla llenas de sabor mediterráneo!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Sardinas a la parrilla | recetas gallina blanca

Cuando te aventuras a asar sardinas en la parrilla, es posible que surja la incertidumbre sobre si están completamente cocidas. ¿Cómo saberlo sin arruinar tu experiencia culinaria? Aquí tienes algunos consejos útiles para detectar el punto perfecto de cocción. 

En el caso de sardinas pequeñas, un indicador confiable es observar si los ojos comienzan a desprenderse. Este detalle es una señal clara de que las sardinas están listas para ser disfrutadas. La textura y el aroma también pueden ser pistas importantes; si la carne se separa fácilmente y emana un aroma agradable a parrilla, es probable que estén perfectamente cocidas. 

Por otro lado, si estás lidiando con sardinas de mayor tamaño, presta atención a cómo se comportan. Una señal reveladora es cuando las cabezas de las sardinas giran hacia el cuerpo y se separan ligeramente de él. Este movimiento indica que la carne en el interior está bien cocida y lista para ser saboreada. 

Recuerda que, al igual que con cualquier pescado, es crucial no sobrecocinar las sardinas. Esto podría resultar en una textura seca y un sabor menos jugoso. Mantén un ojo atento durante el proceso de cocción y confía en tus sentidos para determinar el momento óptimo para retirar las sardinas de la parrilla.

 

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!


 

 

 

*Campos obligatorios