galletas para niños

  • > 60 min
  • Media
  • 8 personas

Ingredientes

Cómo hacer galletas para niños

  • PASO 1

    En un bol ponemos la margarina junto con el azúcar y lo mezclamos hasta obtener una masa esponjosa y fluida. Añadimos el huevo y la vainilla y seguimos batiendo, hasta que queden incorporados los ingredientes y la masa presente una textura suave, vamos añadiendo la harina en varias incorporaciones hasta conseguir que nos quede una masa firme. (Si fuese necesario añadir más harina, pero siempre en pequeñas cantidades, una cucharadita, si nos excedemos de harina nos quedará una masa seca, que se resquebrajará al manipularla) Con estas cantidades no he necesitado añadirle, pero puede variar en función del tipo de harina que usemos. Dividimos la masa que hemos obtenido en cuatro porciones, las envolvemos en film transparente y las dejamos en el frigorífico un mínimo de 1 hora antes de ser usada. Podemos guardarla durante 2 días refrigeradas o si lo deseamos congelarla. Preparamos nuestro lugar de trabajo, para ello ponemos sobre la encimera un hoja de papel de horno, y otra que la tendremos para ir poniendo las galletas sobre la bandeja y cortamos una galleta ni demasiado fina y demasiado gruesa, es decir de unos 0.5 cm. de espesor. Cogemos una de las porciones y las otras las seguimos dejando en el frigorífico, de este modo conseguiremos que nuestra masa no se atempere y siga estando igual de manejable en cada proceso de corte. Una vez tengamos la masa extendida procederemos a ir cortándola con los distintos cortadores, ahora en este paso podemos tomar dos caminos: Podemos transferir directamente el papel cera sobre el que hemos estado cortando a la bandeja de hornear (esto es perfecto para aquellos cortadores que poseen muchas endiduras y de fácil deformación a la hora de recogerlas con nuestra espatula). Si optamos por esta forma debemos de realizar los cortes con unas distancias mínimas de unos 1'5-2 cm entre cada una. Cortaremos la masa sobre el papel encerado, quitamos los restos de masas y vamos transfiriendo con la espátula de galletas cada corte, con mucho cuidado de que no se nos deformen, a la bandeja de hornear, en la cual tendremos depositado nuestra lamina antiadherente o papel de hornear.. Las pondremos en el honor, previamente precalentado a 175º y las hornearemos durante 12 minutos arriba y abajo, en la parte más baja de nuestro horno, aunque esto es como siempre, va en función de hornos, mi consejo es que hagáis un primera tanda de unas dos o tres galletas y luego, sigáis con el proceso normal, esto os dará una idea de como actúa vuestro horno. Al principio os parecerá que es poco tiempo y que parece que puedan estar crudas, pero cuando se enfrían están en su punto y perfectas. Las sacamos del horno, las dejamos unos 2 o 3 minutos en la bandeja de hornear y a continuación las pasamos a la rejillas para terminar de enfriarlas allí. Repetimos el mismo proceso tantos trozos tengamos de masa, yo mientras estoy horneando, voy realizando el corte de la siguiente y así hasta completar los cuatro cortes que tengo de masa. Las decoramos a nuestro gusto. Ya colgaré otras con glasa real para ver como quedan vestiditos los muñecos.

Valora esta receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online