Caracoles a la llauna

(12)
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Son un manjar reservado a los paladares más exigentes. Los caracoles forman parte también de recetas clásicas como la paella valenciana, pero a muchos nos gusta disfrutarlos guisados, a la llauna, en salsa… aquí encontrarás todas las ideas que necesitas para disfrutar de los caracoles en la mesa. Como muchas de nuestras tradiciones gastronómicas actuales, el hecho de comer caracoles viene de Italia. En concreto, esta práctica tendría su origen en la antigua Roma. Se cree que los romanos fueron los primeros que realizaron preparaciones con caracoles, o al menos fueron los primeros en documentarlo en recetas. Los romanos consideraban la carne de este animal como una de las más delicadas y deliciosas. Para preparar una tapa básica de caracoles, lo primero que hay que hacer es limpiar los caracoles hasta que no tengan absolutamente ningún rastro de suciedad, con abundante agua fría y las veces que haga falta. Tras esto pasaremos a escurrir y ponerlos en una olla a fuego muy lento, tapado hasta que se vea que están todos fuera. En ese momento se sube el fuego al máximo y se espera que rompa el hervor, para que se haga espuma. A continuación, se vuelcan en un escurridor y se vuelven a lavar las veces que haga falta hasta que estén totalmente limpios. A partir de aquí solo hay que poner los caracoles en una olla grande limpia y se le añaden las especias en un par de muñequillas (se pueden poner las especias molidas, pero se enturbia un poco el caldito), los dientes de ajo chafados y pelados, la pastilla de Avecrem Caldo de Pollo y sal. Se dejan cocer unos 5 minutos una vez que rompa el hervor y se prueban de sal. Se deben comer calientes y picantes, son deliciosos. Mira estos caracoles en salsa.

Ingredientes para Caracoles a la llauna

Cómo hacer Caracoles a la llauna

  • Vamos a empezar a preparar estos caracoles a la llauna. Puede parecer que preparar caracoles es un proceso difícil. Pero nada más alejado de la realidad. Primero de todo procederemos a darle un poco de harina cruda a los caracoles, para que se la coman, así el intestino les queda muy limpio. Los lavamos muy bien hasta que quede el agua clara.

  • Sigamos con esta receta de caracoles a la llauna. Ponemos los caracoles en una olla sin agua, dejamos reposar hasta que salgan, cuando así sea los cubrimos de agua y a fuego lento los dejamos hervir, aligeramos el fuego, espumamos el agua, y cuando deje de salir espuma, los cambiamos escurridos a otra olla con agua limpia que les cubra más dos deditos. Esperemos que te esté gustando esta receta. Mira estas otras recetas con caracoles.

  • Sigamos con la receta. Añadimos las especies surtidas y el comino molido que irán dentro de una muñequilla para que no se esparzan, sal, una cebolla entera pelada, la cabeza de ajos entera y la guindilla Dejamos hervir sobre hora y media, dos horas. ¡Y a comer! Otra receta que te proponemos es conejo con caracoles. El conejo con caracoles es un plato muy típico de la cocina catalana. Mira estas recetas con carne.

  • De hecho, es en esta gastronomía donde hay gran variedad de recetas con este molusco. Pero hoy te proponemos este guiso sensacional hecho con conejo troceado, hierbas aromáticas y una picada especial que acaba de ligar el plato con ajo, azafrán, galletas María, piñones, hígado y almendras. Es un plato que también te gustará porque es bastante rápido de preparar y porque a medida que pasan las horas está mucho más rico.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Caracoles a la llauna

Si quieres evitar lavar por tu cuenta los caracoles e incluso cocerlos, no te preocupes. Puedes encontrar en los comercios habituales caracoles ya limpios, purgados y precocidos que tan solo necesitan un breve hervor como el que te sugerimos en la receta. Además, hay que decir que, purgar los caracoles puede que sea la parte más complicada en la preparación de esta receta. Al menos 3 días debes dejar los caracoles en remojo; para una perfecta purga, sumergirlos en agua y vinagre. Si tienes más tiempo te recomendamos que les des harina blanca a los caracoles, de esta forma sus intestinos van a estar muy limpios. Esperamos que te haya gustado esta receta y que te animes a cocinar estos ricos caracoles a la llauna.

Truco destacado de la receta

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 

 

 

*Campos obligatorios