Cómo saltear verduras

(1)
poster-image

El salteado de verduras es una comida riquísima. Sirve perfectamente para acompañar deliciosos platos como un wok. Es una técnica culinaria, además, rapidísima pero hay que cogerle el truco. ¿Eres de los que les quedan las verduras blanditas y espachurradas? Tranquilo que te damos las claves para que te queden en su punto.  

Antes de contarte el secreto, te vamos a dar unas recetas exquisitas para que pongas en práctica lo que vas a aprender. Hazte un rico salteado de pollo con verduras o un sabroso salteado de verduras con curry. Si te gusta la comida clásica asiática, prueba el salteado de verduras al estilo oriental. ¿Y qué tal unas hamburguesas? No te dejes sin probar esta receta de hamburguesas con salteado de verduras. ¡Todas están increíbles!  

¡Ahora toma nota! Lo ideal es saltear verduras en wok, pero si no también puedes hacerlo en una sartén ancha. Para saltearlas y que todas las verduras queden perfectas calienta un poco de aceite en el wok o sartén. El truco es hacer el salteado de una en una, es decir, por separado las verduras que vayas a hacer: no mezcles los diferentes ingredientes porque cada uno tiene sus propios tiempos. Así, cuando por ejemplo la cebolla ya esté al dente, reservamos y pasamos a otra verdura. Recuerda echar un poco de aceite siempre al inicio y retira cuando cojan colorcito. ¿Sencillo, verdad? Pues de esta sencilla manera todas te quedan perfectas, en su punto.  

Saltear verduras en wok es la solución perfecta también para que tus verduras hervidas sean menos tristes. Tu paladar lo va a agradecer porque el sabor se intensifica mucho. Además, cocinar salteado es sinónimo de cocina sana y fácil, ya que necesitas poco tiempo y apenas tiene grasa.  

Recuerda cortar las verduritas a tiras y en trozos no muy grandes para darle apariencia de oriental y también porque se harán más rápido. Después, fíjate también en que el wok o la sartén estén calientes cuando vayas echando los ingredientes. Por supuesto, puedes añadir alguna salsa mientras vas cocinando. De esta forma, te quedarán crujientes y tendrás un plato súper sabroso. ¡Te encantará! 

Valora este truco