Las míticas trufas con chocolate son un postre ideal. Ahora también se pueden hacer de chocolate blanco y es posible prepararlas de manera casera. Así que, si quieres aprender a cocinar trufas, consulta estas recetas que te proponemos y disfrutarás de su sabor, aroma y propiedades.

El origen de las trufas de chocolate se remonta al año 1895. Louis Dufour, un maestro chocolatero y pastelero que vivía en Francia, se quedó sin reservas en su almacén. Debido a la gran demanda de dulces y el flujo de clientes, ya que era por fin de año, Dufour tuvo que poner toda su creatividad en sus creaciones para intentar atraer a los clientes con algún postre que quisieran comprar.

Ver más...

Cuentan que le quedaba crema en el almacén, cacao y también vainilla. Así que lo que hizo fue coger la crema, removerla e irle añadiendo el cacao y la vainilla. Con esto le quedó una especie de ganache, una crema de pastelería que se elabora con cacao. Al no tener más recursos formo unas pequeñas bolas a las les espolvoreó por encima más cacao amargo. Y así nacieron las trufas de chocolate.

Las trufas de chocolate que creó Dufour fueron todo un éxito entre sus clientes. Se les empezó a llamar trufas de Périgord. La razón es que recordaban a las trufas que se encuentran en estos bosques cercanos a la zona donde fueron creadas. Así, de este modo las trufas de Dufour fueron comparadas con este codiciado hongo. ¡Ahora es momento de conocer recetas con trufas, acompáñanos para saber más!

Receta destacada

Trufa de chocolate y ron

(7)

Dice el dicho que a nadie le amarga un dulce. Y la verdad es que no podríamos estar más de acuerdo, ya que es muy difícil resistirse a un bocado goloso. Además tampoco hace falta que éste sea muy copioso, Ver Receta...

Ingredientes

  • 250 g de chocolate negro
  • 150 ml de nata líquida
  • 50 g de cacao en polvo
  • 25 g de mantequilla
  • 4 cdas. de ron
  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Trufas de Chocolate

Dice el dicho que a nadie le amarga un dulce. Y la verdad es que no podríamos estar más de acuerdo, ya que es muy difícil resistirse a un bocado goloso. Además, tampoco hace falta que este sea muy copioso, ya que los dulces también están deliciosos en su versión más reducida.

Y te lo demostraremos con la receta de trufa de chocolate y ron. Unos bombones sencillísimos de hacer que se obtienen al mezclar la nata, el chocolate, la mantequilla y el ron. Cuando tengas la masa puedes preparar ya las bolas de trufa, pasarlas por el cacao y enfriarlas. ¡Qué las disfrutes!

Para empezar con una receta de trufas básicas, calienta la nata en un cazo. Mientras, trocea el chocolate y resérvalo en un cuenco. Vierte la nata caliente encima del chocolate y trabájalo para que se derrita. Añade la mantequilla en dados y el ron, y tritura con la ayuda de la batidora eléctrica, para que quede muy fino y cremoso. Deja enfriar en la nevera unas 3 h. Forma bolas de trufa y pásalas por el cacao para que queden completamente rebozadas. Para finalizar déjalas 30 min más en la nevera y sírvelas.

Si quieres que la nata para acompañarlas tenga un toque dulce puedes utilizar azúcar en polvo. Con este truco los ingredientes se mezclarán mejor sin modificar la consistencia de la nata. Así no cambiará su textura cuando la utilices en el postre. Esperemos que te haya gustado esta receta de trufas y que la puedas incorporar a tus comidas. Si te apetece ver más recetas para una cena romántica, aquí te dejamos un listado.

Lo más seguro es que a la hora de tomar tu café o té después de una buena comida, te guste acompañarlo con un pequeño postre. ¿Qué te parece un bombón? ¿Demasiado complicado? ¡Para nada! La receta que te presentamos hoy, trufas al licor, la tendrás hecha en menos de diez minutos. Como verás es muy fácil hacer recetas de trufas caseras, seguro que sorprendes gratamente a tus invitados con ellas.

Solo tendrás que fundir el chocolate junto con la nata y un chorrito de licor en el microondas, mezclarlo y dejarlo enfriar. Al día siguiente ya podrás darle forma a las trufas con unas cucharitas y rebozarlas con virutas de chocolate. Lo mejor es que las puedes congelar y así disfrutarlas cuando más te apetezca. Fácil, ¿verdad?
Empieza por colocar en una jarra de cristal (para microondas) la nata y el chocolate troceado, junto con el chorrito de licor. Deja deshacer en el microondas a máxima potencia durante unos 2-3 minutos y comprueba si está en su punto y si no es así, déjalo otro minuto más. Mezcla bien y déjalo enfriar de un día para otro.
Con la ayuda de dos cucharillas confecciona las trufas de un tamaño regular, pasa por el granillo de chocolate y coloca en las cápsulas de papel o sirve en una bandeja apropiada. Se pueden congelar ya preparadas y a punto de servir.

Para que tus recetas de trufas triunfen tienen que tener un sabor original y diferente. Y esto lo conseguirás añadiéndole un chorrito de licor al chocolate antes de fundirlo. Puedes utilizar el licor que más te guste, pero el brandy o coñac suelen funcionar muy bien y conseguirás un postre mucho más aromático. Y ya lo tienes, si quieres ver más de nuestras recetas pincha aquí.