Lasaña vegetariana

(53)
  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Información nutricional

  • Energía

    508kcal

  • Hidratos

    55.34g

  • Proteínas

    22.56g

  • Grasas

    19.86g

  • Fibra

    9.04g

La lasaña más clásica y conocida es la boloñesa, que se prepara con con carne picada y salsa de tomate. Sin embargo, las lasañas son una comida muy versátil que permite infinidad de variaciones y, por eso, quedan bien les pongas lo que les pongas. Así que hoy te proponemos alejarte de la receta tradicional y probar la lasaña vegetariana, que gustará a todos aquellos partidarios de las hortalizas y del comer sano.

Está hecha con champiñones, espinacas, pimientos, berenjenas, calabacín y cebolla. Todo un festín de verduras que se rehogan y se saltean en la sartén para que el relleno de la lasaña quede bien jugoso. Por último, como es tradicional se baña el plato con sofrito de tomate y queso rallado para gratinarlo en el horno. 100% apetitoso. 

Y para no renunciar a lo mejor de los dos mundos y contentar tanto a los amantes de las verduras como a los de la carne, ahora te proponemos una receta que los une a las mil maravillas: lasaña con espinacas, salchichas, cebolla confitada y setas.

Ingredientes para Lasaña vegetariana

Cómo hacer Lasaña vegetariana

  • Paso 1 lasaña vegetariana

    Hoy te proponemos una lasaña vegana. Limpia la cebolla, el ajo y los pimientos y lamínalos muy fino. Rehógalos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Agrega los champiñones, también limpios y laminados. Añade una pizca de sal.

  • Paso 2 lasaña vegetariana

    Sigamos con la lasaña vegetal. Lava y lamina la berenjena y el calabacín y saltéalos brevemente. Añade las espinacas y deja que se cocinen durante 1 min. Rectifica de sal a tu gusto.
     

  • Paso 3 lasaña vegetariana

    ¡Qué rica nos está quedando la lasaña vegetariana! En una fuente de horno, extiende una placa de Lasaña Fácil con Espinacas El Pavo; coloca encima una cuarta parte de todas las verduras preparadas y tapa con otra placa de masa.

  • Repite la operación tres veces más para acabar el relleno. Añade por encima de la última placa el Sofrito de Tomate y Verduras Gallina Blanca y el queso rallado.

  • Cuece la lasaña en el horno a 180 ºC hasta que se gratine. Sácala del horno y sirve de inmediato. Esperemos que hayas disfrutado de esta receta vegetariana.

  • Ahora que ya sabes cocinar la lasaña vegetariana, queremos hablarte del origen de este maravilloso y rico plato. ¿Sabías que los ingleses se adjudicaron el plato? Así es. Paso en un diario londinense donde indicaron que la primera lasaña documentada fue en un libro de recetas de 1390 dedicado al monarca Ricardo II. Cuando esto pasó, las autoridades italianas aportaron evidencias desmontado esta teoría y afirmando que la auténtica creadora de este universal plato fue Maria Borgogno, quien en 1316 ya elaboraba su propia receta, muy parecida a la que conocemos hoy. En su origen este plato incluía capas alternadas de pasta y queso, así la describió el cocinero Francesco Zambrini en el “Libro di Cucina” en 1863. La receta original se enriqueció con la inclusión del tomate en la cultura gastronómica popular. Como pasa con muchos platos hay distintas variaciones de la lasaña dependiendo de en qué lugar se prepare el plato. Entre todos los tipos de lasañas italianas que existen, una de las más conocidas en el mundo es sin duda, la lasaña boloñesa. Esta lasaña se elabora con capas de bechamel y salsa boloñesa que es básicamente salas de tomate con carne picada. En algunos sitios a esta sala se la conoce como ragú. La elaboración completa de esta sala costa de los siguientes ingredientes: carne picada de ternera y cerdo, zanahoria, apio, cebolla, tomate y sal. Para culminar el plato se le añade por encima queso parmesano rallado para conseguir ese crujiente gratinado. Otra de las recetas de lasaña que se llevan la palma es la lasaña napolitana. Este plato es típico de carnaval y se prepara con capas de pasta de lasaña, mozzarella, scamorza, que es un queso que puede elaborarse con leche de cabra y de vaca, salsa de tomate, huevos, albóndigas, ricotta y ragú napolitano. El ragú napolitano es muy parecido a la boloñesa, pero se elabora con carne de ternera y trozos de jamón embutido con zanahoria, apio y salsa de tomate, aliñada con pimienta y hojas de mejorana. Ahora que ya conoces más sobre el origen de este tradicional plato de la cocina italiana, esperamos que te animes a prepararlo. Seguro que si preparas esta variación de lasaña vegetal que te proponemos también te va a gustar mucho.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Lasaña vegetariana

El Truco: espinacas rehogadas, no hervidas

 

Aunque siempre es preferible utilizar productos frescos puedes hacer esta receta perfectamente con espinacas congeladas. Solo tienes que seguir este consejo para que te queden rehogadas y no hervidas. Primero, descongélalas y escúrrelas bien apretándolas con las manos. Con esto conseguirás eliminar gran parte del agua y cuando las pongas en la sartén se rehogarán en vez de hervirse, y tu plato quedará mucho más gustoso.

 

Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana