castañas pilongas

(17)
  • > 60 min
  • Fácil
  • 8 personas

Ingredientes para castañas pilongas

Cómo hacer castañas pilongas

  • Hoy vamos a enseñaros cómo cocinar castañas pilongas, veréis que es muy fácil y quedaran riquísimas para vuestros aperitivos de otoño. ¿Os venís con nosotros? Para empezar, lavamos las castañas y las ponemos en remojo en una buena cantidad de agua durante dos días. Como el agua del remojo formará parte de la receta, debemos asegurarnos de que las castañas estén muy bien lavadas antes de sumergirlas. Una vez pasado ese tiempo, quita las castañas del agua y repásalas con la ayuda de un cuchillo para quitarles cualquier resto de piel que pudiese haber quedado. Reservamos el agua del remojo.

  • Colocamos las castañas en una olla profunda, las cubrimos con el líquido del remojo y completamos con agua hasta alcanzar los 3 litros. Para el siguiente paso con una gasa hacemos un atado de anís y matalahúga y lo introducimos en la cacerola junto con el resto de especias aromáticas: la cáscara del limón, la rama de canela y el azúcar de caña. Sigamos con las castañas pilongas. Una vez que comience a hervir, bajamos el fuego al mínimo y continuamos cociendo con la olla tapada hasta que las castañas estén tiernas. Este proceso va a tardar aproximadamente unos 90 minutos.

  • Ahora que ya las tenemos, si queremos podemos añadir el arroz y dejar cocer hasta que esté en su punto. Este paso es opcional y si las quieres comer más como aperitivo puede que queden mejor solas. Recuerda que al haberle echado bastantes hierbas aromáticas ya tendrán un buen sabor por si solas. Así que no hace falta que te decantes por echarle el arroz. Este plato es bueno para guardar y consumir más adelante, ya que las castañas están igual de buenas y aromatizadas al momento que al cabo de unos días ¡Qué lo disfrutes!

  • Ahora ya sabes cómo hacer castañas pilongas. Con la llegada del otoño, las castañas son uno de los alimentos que más se nos vienen a la mente. Estas se comen de aperitivo todo el otoño y también se celebra toda una fiesta dedicada a ellas, hablamos de la Castanyada. Suele considerarse la Castanyada como una de esas tradiciones arraigadas en la antigua corona de Aragón que han sobrevivido hasta nuestros días. Pero la verdad es que, aunque esta tradición esté muy arraigada al mediterráneo especialmente a Cataluña la castaña fue y ha sido siempre un fruto muy popular en el norte de España y Occitania. El origen de la fiesta de la Castanyada en Cataluña, en cualquier caso, data del siglo XVIII y deriva de las antiguas comidas funerarias, en las que para velar al muerto se servían comidas a base de legumbres, frutos secos y los dulces conocidos como panellets. A su vez, su origen está en unos panecillos árabes que se preparaban en Mallorca. La comida tenía un sentido simbólico de comunión con las almas de los difuntos. Mientras se tostaban las castañas se aprovechaba para rezar el rosario, era como una especie de ritual para conectar con los muertos a nivel espiritual. El vino moscatel también estaba muy presente en estas liturgias, ya que muchas veces se incluía en las cestas funerarias.

  • Agregamos el arroz y dejamos cocer hasta que esté en su punto, pero como dijimos es opcional, así es que podéis no agregarlo. Retiramos del fuego.
    Servimos frío o caliente, según se prefiera.

Valora esta receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana