¿Se te rompen las albóndigas? Evitarlo es muy fácil

(114)

Para hacer unas albóndigas bien redondas, tan sólo debes ponerte harina en las manos para formarlas. Así evitarás que se te peguen en las manos y podrás bolearlas bien. Además, si echas un poco de miga de pan en la mezcla conseguirás que no se desmenucen tanto al freírlas y te quedarán perfectas.

 

Valora este truco

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 

 

 

*Campos obligatorios