Quizás la quiche de todas las recetas de masa quebrada sea la más conocida pero hay muchísimas más, y en esta sección descubrirás un sinfín de propuestas deliciosas.

Ver más...

Es una base que se utiliza sobre todo para tartas y tartaletas ya sean dulces y saladas, lo que la convierte en una gran aliada para aperitivos, postres y para llevar de comida al aire libre. Es una masa muy particular ya que es dura pero al romperla es quebradiza, característica que le da nombre. De hecho, su denominación procede del francés, de la palabra “brisée” que quiere decir rota o quebrada, por eso, también se le puede llamar pasta brisa.

Sus ingredientes principales son la harina y la mantequilla, sin ellos, no se podrían hacer las recetas con masa quebrada. Y, para hacerla de forma tradicional, se tiene que formar la masa con la misma proporción de harina que de mantequilla. La grasa se añade a la harina desmenuzándola con los dedos para después trabajar la masa pero sin amasarla en exceso, porque si no conseguiríamos elasticidad pero perderíamos su efecto quebradizo. Para facilitar esta tarea lo mejor es añadir huevo y agua que harán que la masa quede más compacta.

Esta es a grandes rasgos la forma casera de hacerla, pero si no quieres complicarte o no tienes mucho tiempo puedes comprarla en el supermercado lista para hornear. Ya optes por hacer tus recetas con masa quebrada casera o comprada recuerda que es ideal como fondo para tartas, pero también en la preparación de galletas y aperitivos. En esta sección encontrarás una gran variedad de propuestas de recetas con masa quebrada que harán las delicias de toda la familia. ¿Te animas a descubrirlas?

Cómo preparar una masa quebrada salada o dulce

Si eres un auténtico cocinillas te encantará preparar esta masa en casa. Una de sus particularidades que aún no te hemos contado es que cuando se hornea no aumenta de volumen y su sabor recuerda un poco al de la galleta. Esta cualidad la hace perfecta para ser la base de tartas ya sean saladas o dulces. Tan solo hace falta elaborar un apetitoso relleno de chocolate, limón o queso y jamón para que se convierta en un estupendo plato.

Aunque de buenas a primeras podría parecer que preparar esta masa es una misión imposible, lo cierto es que es más sencillo de lo que parece. Lo primero es poner la harina y la mantequilla reblandecida en un bol. Ayúdate con la mano para mezclar hasta que consigas una masa arenosa. Agrega un poco de sal y el huevo batido, y vuelve a amasar con las manos hasta que veas que la masa quede homogénea y puedas formar una bola. Envuelve con film transparente y ponla nevera para que la masa quede compacta. Con un media hora tienes más que suficiente.

Será entonces el momento de estirarla con la ayuda de un rodillo. Para que no se rompa ni se pegue lo mejor es enharinar la superficie y el rodillo. Cuando ya este preparada la masa y antes de empezar cualquier receta se tiene que hornear a 180ºC durante unos 12 minutos. Un consejo: pincha la base con un tenedor para que no suba durante la cocción.

Una vez pasado este proceso de cocción, ya se pueden añadir los ingredientes que pueden ir desde los salados, como atún, verduras, setas, panceta o queso, a los dulces. Después solo queda hornear de nuevo el conjunto hasta que el relleno esté cuajado. Esta preparación es la que llamamos quiche y es de las recetas con masa quebrada más conocidas. ¡Seguro que tienes alguna de favorita!

Estupendas recetas saladas con masa quebrada

Como ya has visto esta masa es ideal para hacer elaboraciones en las que queramos darle un toque de crujiente com galletas, tartaletas o tartas. Aquí encontrarás muchísimas opciones pero te recomendamos unas de deliciosas para ir abriendo boca. Y es que los aperitivos con masa quebrada son un entrante irresistible que tanto pueden inaugurar un menú para una comida con invitados como servir de tentempié informal.

Una de estas propuestas son estas galletas saladas de remolacha y espinacas. ¡Toda una fiesta de color y sabor! Es tan sencilla, que basta con preparar dos masas con harina, queso y los ingredientes principales de cada galleta. Aquí te proponemos darle un forma redonda, pero la verdad es que te invitamos a crearlas de la forma que más te guste.

Para elaborarlas, primero corta la remolacha y, a continuación, limpia las espinacas y cocínalas en una sartén con ½ litro de caldo. Al finalizar la cocción agita hasta que quede cremoso y precalienta el horno a 180ºC. Por otro lado, prepara la pasta quebrada salada de las dos masas con 150 g de harina, 75 g de queso rallado, un poco de sal y levadura cada una. A continuación, añade en una masa las espinacas y, en la otra, la crema de remolacha. Amasa bien hasta que obtengas una mezcla suave y deja que repose una media hora. Por último, estira ambas masas con el rodillo hasta que te queden de unos 3-4 mm de espesor. Corta las galletas con la forma que quieras y hornéalas a 180ºC durante 10 minutos.

Otras recetas con pasta/masa brisa en versión salada son estas mini quiche de atún, en formato individual, que harán las delicias de tus invitados y que son unos canapés con los que empezar con buen pie la velada. ¡Verás que sencillos! Lo primero es cortar la cebolleta en dados bien pequeños y rehogarla en una sartén con aceite hasta que veas que queda transparente. Después agrega la cucharada de sofrito y cocina 1 minuto. Por otro lado, pon a cocer unos huevos en un cazo con agua unos 10 minutos. Cuando estén, pélalos y córtalos en trocitos.

Después agrega el huevo duro, la sal y el atún en lata escurrido a la mezcla. Remueve bien y añade el mascarpone. Vuelve a mezclar, forra un molde con la pasta brisa, añade la pasta de atún y acaba con el queso rallado. Cuece las tartaletas en el horno unos 30 minutos a 180ºC. ¡Qué aproveche!

Aparte de estas versiones saladas también te animamos a preparar las más golosas como la tarta de manzana con masa quebrada.

Receta destacada

Quiche Lorraine de masa quebrada

Ingredientes

  • 250 gr. harina
  • pizca nuez moscada
  • 200 gr. queso emmental a laminas
  • 300 cl. nata líquida cocinar espesa
  • 250 gr. bacon
  • 4 huevos
  • Relleno:
  • 1 huevo
  • 125 gr. mantequilla
  • una pizca de Avecrem Caldo de Pollo Granulado
  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas