Yemas centradas.

Yemas centradas.

Que los huevos rellenos te queden bonitos y con la yema centrada, se consigue fácilmente en el mismo proceso de cocción de los huevos. Hazlos rodar por el fondo del cazo desde que el agua empieza a hervir. Así la yema se centra.

Valora este truco