Verduras siempre verdes

 

Al poner las verduras verdes en agua hirviendo es habitual que pierdan el color verde intenso natural que tienen. Siguen siendo deliciosas, pero si lo que queremos es una presentación espectacular, hay un sencillo truco que nos puede ayudar: añade un par de cucharadas de bicarbonato al agua durante la cocción. ¡Verás qué resultado!

 

Y tú, ¿conoces otro truco para mantener el color de las verduras? ¡Compártelo!

Valora este truco