Usar moldes caseros

Si no dispones de moldes de cocina de acero, puedes utilizar un tupper de la forma que desees (cuadrado, redondo, rectangular). Solamente debes pintarlo con un poco de aceite de oliva, montar tu plato, para luego darle la vuelta. ¡Verás cómo cae sin ninguna dificultad!

Valora este truco