UNA SALSA RÁPIDA

(0)
UNA SALSA RÁPIDA

Cuando quieras preparar una salsa bechamel sin perder demasiado tiempo, tienes más que poner a calentar medio litro de leche mientras mezclas en un cuenco tres cucharadas soperas de aceite de oliva virgen y dos de harina. Añade la mezcla a la leche caliente y no dejes de remover mientras hierve. Por último, incorpora un poco de sal y una pizca de nuez moscada y, cuando espese, tendrás una cremosa y deliciosa salsa que gustará a todos.

Valora este truco

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

Y ahora, al registrarte consigue este lote de productos.

Consulta las bases legales de la promoción aquí.
 

 

 

*Campos obligatorios