Una salsa dulce rápida

Si quieres preparar una salsa para tus tartas en casa es muy fácil. Prepara un almíbar con 120 ml de agua y 90 g de azúcar; pon ambos ingredientes en un cazo y deja que hierva unos 3 min. Retira del fuego y mézclalo con 500 g de fresones limpios y troceados y unas gotas de zumo de limón. Tritura, cuela ¡y ya tendrás tu salsa de frutas lista para usar!

Valora este truco