Un sabor más suave para las cebollas

Las cebollas son un ingrediente indispensable de nuestra cocina pero a veces suponen todo un reto debido a su sabor. Para tenerlas controladas y conseguir que tengan un sabor más suave, antes de usarlas es mejor ponerlas en agua hirviendo durante cinco minutos. De este modo conservarán todo su aroma sin enmascarar el sabor de los demás ingredientes del plato.

Valora este truco