Cómo trabajar la pasta filo

(1)

La pasta filo es muy delicada por lo que debes sacar únicamente la hoja que debas trabajar y enrollar las otras para evitar que se seque todo el paquete. Y no te preocupes, la pasta sobrante puedes guardarla en el congelador para usarla más adelante.

 

Valora este truco