Sin olor a ajo

(0)

Cuando piques un ajo, si no quieres que te queden oliendo las manos después de picarlo; es muy sencillo, no frotes las manos y ponlas debajo del grifo del agua fría, que corra el agua por ellas y luego sécate las manos. No te quedará olor.

Valora este truco

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 


 

 

 

*Campos obligatorios