Salsas de tomates sin piel

(0)
Salsas de tomates sin piel

Para que cuando prepares salsa que contengan tomates naturales no encuentres las pieles del tomate hay un truco muy bueno y facil. Coges el tomate entero y lo aprietas bien en la mano, como si fueras a ermagarlo y lo hechas en la pota o sarten. Ya veras como cuando cuece no encuentras ningun resto de pieles.

Valora este truco

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!


 

 

 

*Campos obligatorios