Salsa de tomate light

(1)
Salsa de tomate light

Cortar todos los ingredientes en trocitos (tomates, ajos, cebolla, y zanahoria) y triturar junto con un par de almendras saladas.
A continuación  se echa a una sartén ¡Sin nada de aceite!, se salpimenta y se deja cocer un cuarto (más tiempo dependiedo de la cantidad), removiendo para que no se pegue.
El sabor es prácticamente el mismo y al no llevar aceite es menos grasa y las calorías se reducen.

Valora este truco