pepino

(0)
pepino

Pelamos el pepino, lo cortamos a rodajas, le ponemos sal y encima le ponemos un plato con algo que pese bastante y a los diez minutos lo estrujamos (apretarlo con los dedos) y escurrimos su jugo. Ya lo podemos servir bien aliñado... y ahí se acabó el problema.

Valora este truco