PELAR LOS TOMATES

(1)

Para eliminar la piel del tomate sin problemas se debe sumergir en agua hirviendo durante un minuto. Después se pasa por agua fría y se retira la piel con un cuchillo.

Valora este truco

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 


 

 

 

*Campos obligatorios