PELAR LOS TOMATES

Para eliminar la piel del tomate sin problemas se debe sumergir en agua hirviendo durante un minuto. Después se pasa por agua fría y se retira la piel con un cuchillo.

Valora este truco