Pelar los ajos muy fácilmente

Pelar los ajos muy fácilmente

Con un cuchillo de hoja ancha, y colocado de forma plana sobre el ajo (es preferible colocar el ajo sobre una tabla de madera), ejerceremos un poco de presión sobre la hoja plana, para chafar el ajo sólo lo justo. De esta forma conseguiremos que se desprenda toda la piel o parte de ella, de manera que sea suficiente como para poder quitársela con mucha más facilidad. Dependiendo de la presión que ejerzamos sobre el ajo, conseguiremos que el mismo nos salga más entero, o más machacado

Valora este truco