Para pelar un tomate de forma limpia y fácil.

(0)

Para pelar un tomate de forma limpia y fácil, retirarle el pedúnculo, practicar un corte en forma de cruz en el lado opuesto y escaldarlo en agua hirviendo entre 5 y 10 segundos y refrescarlo rápidamente en agua con hielo antes de pelarlo.

Valora este truco

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 


 

 

 

*Campos obligatorios