¿Necesitas harina de almendra?

Si quieres puedes comprar las almendras enteras y preparar harina de almendra en casa. Para ello, tuesta las almendras al horno a 170 ºC hasta que veas que tienen un bonito color. Sácalas del horno y deja que se enfríen. Tritura con la ayuda de un robot de cocina las almendras ¡y ya estará lista la harina para usarla en tus recetas!

Valora este truco