Nata para dar cremosidad a la mantequilla

Si necesitas una mantequilla blanda y cremosa para preparar tus platos, ya sabes que puedes esperar a que coja el punto de pomada (ni muy blanda ni muy dura) para poder darle forma. Pero si quieres que el resultado del plato, por ejemplo un paté, quede cremoso, nada mejor que añadir un poco de nata y mezclarla con la matequilla. ¡Verás qué bien te queda! 

Valora este truco