Los langostinos, bien limpios

Para limpiar bien los langostinos, recuerda que debes quitarles el intestino, el hilillo negro que recubre todo su cuerpo. Para ello quita la cabeza, pela el langostino y luego haz un corte por todo el lomo, para luego sacarlo con suavidad.

Valora este truco