Los langostinos, bien limpios

(1)

Para limpiar bien los langostinos, recuerda que debes quitarles el intestino, el hilillo negro que recubre todo su cuerpo. Para ello quita la cabeza, pela el langostino y luego haz un corte por todo el lomo, para luego sacarlo con suavidad.

Valora este truco

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

Únete ahora y participa en este magnífico sorteo. Consulta las bases legales aquí.


 

 

 

*Campos obligatorios