Lechuga

Lechuga

Para reanimar una lechuga algo marchita, sumérjala unos minutos en agua caliente y a continuacion déle un baño de agua fria o de agua avinagrada y azucarada

Valora este truco