La patata, un buen espesante

¿Has terminado la crema y ves que te ha quedado demasiado líquida? Espesarla sin alterar su sabor es muy fácil: añádele unos copos de puré de patata, o echa una patata pequeña cocida. ¡Tritura bien de nuevo y conseguirás una textura perfecta!

Valora este truco