La clave de un buen gratinado

(4)
poster-image

La clave de un buen gratinado es que quede dorado, sin quemarse, y muy crujiente. Para lo primero, es importante controlar la potencia del grill. Para lo segundo, el truco consiste en añadir un par de cucharadas de pan rallado al queso. Así formará una costra estupenda en la parte superior y te quedará un gratinado perfecto y muy crujiente.

Valora este truco

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

Únete ahora y participa en este magnífico sorteo. Consulta las bases legales aquí.


 

 

 

*Campos obligatorios