La bechamel, sin grumos

(1)

Para que la bechamel te quede sin grumos es muy importante que la leche esté hirviendo cuando la añadas a la harina. Eso sí, deberás remover constantemente mientras espesa, para que la salsa quede fina y cremosa.

Valora este truco

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 

 

 

*Campos obligatorios