Hidratar los tomates secos

(6)
poster-image

Hay que hidratar los tomates secos para poder consumirlos: ponlos en agua fría y deja que se ablanden. Escúrrelos y ponlos en remojo con un buen aceite. De esta manera, los podrás conservar hasta el momento de usarlos, y mientras, se aromatizarán de aceite.

Valora este truco

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 

 

 

*Campos obligatorios