Hidratar los tomates secos

(4)
poster-image

Hay que hidratar los tomates secos para poder consumirlos: ponlos en agua fría y deja que se ablanden. Escúrrelos y ponlos en remojo con un buen aceite. De esta manera, los podrás conservar hasta el momento de usarlos, y mientras, se aromatizarán de aceite.

Valora este truco