Una salsa bechamel con sustancia

¿Quieres que tu salsa bechamel quede espectacular? Pues si añades un puñado de queso rallado y una yema de huevo al final, ¡verás cómo enriqueces su sabor!

Valora este truco