El apio, bien fino

El tallo del apio está lleno de filamentos que pueden ser muy molestos cuando preparas una crema. Para eliminarlos, utiliza un cuchillo y con la punta tira de la base de los filamentos hacia arriba, verás cómo se desprenden fácilmente. ¡Así podrás preparar una crema sin sorpresas!

Valora este truco