Coulis casero

Una forma de comer frutos rojos y silvestres es elaborar un coulis casero. Mezclar frambuesas, moras, fresas o grosellas con un chorro de agua, unas gotitas de limón y un poco de azúcar, llevarlo a ebullición un par de minutos, triturar con el túrmix y pasar por un tamiz. El resultado es una mermelada muy fresca y líquida ideal para decorar tartas, aromatizar yogures e incluso acompañar carnes.

Valora este truco