Pimiento choricero en conserva

Si no quieres utilizar el pimiento choricero seco, puedes optar por comprar la pulpa del pimiento en conserva. Este tipo de conservas agiliza mucho el trabajo ya que están listas para utilizar.

Para conservarlas una vez abiertas, déjalas en la nevera con un chorrito de aceite de oliva por encima para que no se estropeen.

Valora este truco