Cómo saber si un huevo está malo

Cómo saber si un huevo está malo

Si sumergimos el huevo en un vaso grande lleno de agua y se va al fondo es que está bueno. Si se queda flotando, no lo utilicéis, eso es que está malo. Si se queda en el centro del vaso, tenéis que utilizarlo enseguida.

Valora este truco