Cómo saber cuál es el grado de frescura de un huevo

La caducidad de los huevos suele ser motivo de confusión, ya que desde la puesta, éstos tienen un período de consumo preferente de 28 días. A lo largo de este tiempo, los huevos experimentan cambios y presentan un diferente grado de frescura.
Hay un sencillo truco para determinar en qué parte del proceso está el huevo, tan solo hay que llenar un vaso con agua fresca e introducirlo en él. Si se queda reposando por completo en el fondo, no tiene más de dos días desde la puesta.
Si el huevo permanece en el fondo pero levanta uno de sus extremos en leve ángulo, tiene alrededor de una semana. Si este extremo va subiendo hasta que el huevo quede de pie, el tiempo se dobla hasta dos semanas. Cuando el huevo flota en la superficie tiene mas de un mes y no es apto para el consumo.
La explicación es sencilla, ya que la cámara de aire que existe entre el albumen (o clara) y la membrana externa, se hace más grande cuanto más viejo sea el huevo y hace que éste flote. Un huevo recién puesto tiene una cámara de aire de 3 mm. de altura, mientras que a las seis semanas desde la puesta la altura de la cámara de aire es de 11 mm.

Valora este truco