Cardos blancos

Cardos blancos

¿ Te encanta comer cardos y quieres que, al finalizar la cocción, queden blancos y no oscurezcan tal y como pasa casi siempre ?. Mientras los limpias introdúcelos en agua acidulada con el zumo de un limón. Cuando los vayas a hacer, añade al agua de su cocción, la siguiente pasta: 20 g de harina, 2 cucharadas de aceite y el zumo de otro limón. Deja que se enfríen en su propia agua de cocción y escúrrelos. ¡Verás qué blancos!

Valora este truco